miércoles, 20 de agosto de 2014

Las malagueñas del Mellizo- ¿Litúrgicas?

A mi amigo Andrés Raya, aritmético de lo jondo.




Inicio la presente entrada, aún sin tener las ideas debidamente claras, con la pretensión de estudiar si las Malagueñas creadas por Enrique Jiménez Fernández 'El  Mellizo' están inspiradas en algún canto litúrgico, como así lo han defendido algunos intérpretes gaditanos y negado hasta la saciedad por otros estudiosos.

Primeramente hay que aclarar que la capacidad musical del Mellizo, queda fuera de toda duda, siendo célebres sus soleares, seguiriyas, tientos-tangos, alegrías, ect.. y también habría que alegar que toda creación se basa por regla general en algo ya existente, como por ejemplo sus  'Alegrías' basadas descaradamente en las Jotas aragonesas. También hay que tener en cuenta que a la temprana fecha de la muerte del Mellizo (30/06/1906) el Diario de Cádiz publicaba su obituario con el siguiente tenor literal que abajo reproduzco. Dicho artículo fue rescatado e incluido por vez primera de forma completa en mi trabajo  Enrique El Mellizo. Vida y obra de un compositor jondo. (2006)

DIARIO DE CADIZ 31/05/1906

"Sus malagueñas tenían tal sentimiento, arte y pasión, que formaron escuela, no desdeñándose los más afamados cantaores, como Chacón, Fosforito y otros, en decir que procuraban coger el modo especial del Mellizo, considerando aquel dulce canto interpretado por Enrique, como el summun  del género, en gusto y modo de decir."

Así mismo, hay que dejar sentado, que es precisamente Enrique, el gran revolucionador de las nuevas malagueñas que abandonan  el acompañamiento acompasado que gozaban las Malagueñas tradicionales y que apartir de su creación constituiran nuevos estilos, cantados y tocados 'ad libitum'

Dicho lo anterior y en la línea que se decanta  en que Enrique basó su cante en la música sacra, nos encontramos con el Padre de Caracol, Manuel Ortega Fernández, (a) 'Caracol el del Bulto' que nació en Cádiz en 1881, es decir, cuando fallece El Mellizo, éste tenía 25 años de edad. Ángel Álvarez Caballero, recoge en su libro Historia del Cante Flamenco,  estos comentarios del padre de Manolo Caracol,  “… cuando acababa su trabajo en el matadero… le daba por meterse con su papelón de pescao en la Iglesia de Santa María pa escuchar los cantes del cura… luego salía a la calle con su pescao, tarareando la música que había oío, metiéndole él su forma flamenca…”.


Juan Vargas (el de la Venta), Caracol el del Bulto y Perico 'El Melu'.
Esto nada tiene de particular, puesto que en el barrio de Santa María, donde vivió siempre Enrique, existen cuatros templos católicos, la Iglesia de la Merced, Santa Cruz (Catedral Vieja), Santo Domingo y la Iglesia de Santa María. A esto hay que sumarle que la Catedral Nueva se encuentra a muy corta distancia de su barrio y del Matadero donde El Mellizo ejercía de matarife y que en la misma calle donde nació y vivió (calle Mirador), se ubica el Monasterio de Santa María gestionado por religiosas.

La tradición oral gaditana, -no solo por parte del padre de Caracol- decía además, que desde la misma casa donde residía Enrique, se escuchaba la santa misa, entonces cantada en latín.

Otro defensor de esta 'teoría' fue Pepe Marchena. En un artículo publicado en el Diario 'La Voz' en fecha 10-12-1935, se constata que Marchena, conforme a sus declaraciones, llevaba a dos ayudantes de cámara gaditanos; uno era 'El Niño de la Palma de Oro' (cuyos datos se puden consultar en este enlace (El Niño de la Palma de Oro) y el otro, nada más y nada menos que el cantaor, Antonio Jiménez Espeleta, hijo de Enrique 'El Mellizo'. Curiosamente en la entrevista, Marchena lo llama Enrique 'El Mellizo' cuando el hermano de Antonio (Enrique) ya había fallecido por aquellas calendas. Pues bien, años más tarde, Marchena graba 'La litúrgica del Mellizo', en clara referencia a que este cante esta basado en la música sacra. Alguna información se le ha de presuponer por parte del hijo del creador de dicho estilo.


Pero quizás el máximo defensor de esta conjetura sea Amós Rodríguez Rey, hermano del Beni. En 1969 grabó un disco para la casa Vergara-muy difícil de conseguir- y que amablemente mi  buen amigo Andrés Raya me lo ha hecho llegar, donde Amós con la guitarra de Manuel Brenes, nos da unas pinceladas del orígen de dicho cante y despuès interpreta a mi juicio, con bastante maestría, este dificultoso cante..


Amós, investigador incansable, conocedor como pocos del  mundo flamenco, ameno conferenciante, divulgador de lo jondo en diferentes medios tanto en radio, prensa como en televisión, participó muy activamente en la organización del Concurso Nacional de Cante de Córdoba y es el precusor del primer acercamiento del mundo universitario con el flamenco. Además, hay que recordar que Amós estudió en los Salesianos donde llego a impartir clases y que conocía someramente los cantos litúrgicos de la Iglesia Católica.

En el vídeo que inserto, relativo a una conferencia que impartiò en el Aula de Cultura del Gobierno Militar en Cádiz en 1989 (Hoy Centro Cultural Municipal Reina Sofía), acto que fue ilustrado con las voces de Rancapino, Carmen de la jara y el acompañamiento guitarrístico de Manolo de Ceuta... Amós después de explicar los pormenores de este cante, se tira a la piscina y nos dice que "... se inspira -sin duda alguna-, Enrique el Mellizo, para la creación de su estilo inconfundible en el canto litúrgico que crea la Iglesia. Sencillamente en el 'Vere Dignum' del Prefacio de la Santa Misa". Veamos primeramente el vídeo y después pasare a explicar que es eso del 'Prefacio' de la Santa Misa, confundido en cierta ocasión, por un presentador -poco ortodoxo- , en un acto de una peña flamenca gaditana, con el 'Prepucio' del canto gregoriano. Lo dijo y se quedó tan campante... pensando que su intervención había rayado el 'summum' de la expresión lingüística ... Cuando lo escuché... exclamé 'Tierra trágame...!!!


El Prafacio de la Santa Misa, básicamente es una oración del rito romano de acción de gracias que se canta todos los días del año. Su misión es la de dar las gracias a la Santísima Trinidad por todas sus obras.

Su fórmula es la siguiente:

"Vere  dignum  et  iustum  est, aequum  et  salutare,  nos  tibi semper et  ubique gratias agere: Domine, sancte Pater, omnipotens aeterne Deus:  Qui cum unigenito Filio tuo,  et  Spiritu  Sancto, unus es  Deus, unus es Dominus: non   in   unius   singularitate personae, sed in unius Trinitate substantiae. ..."
-----------------------------------------------------------------------------------------
"Verdaderamente  es   digno   y justo, equitativo,  y  saludable, el darte gracias en todo tiempo y en todo lugar, Señor Santo, Padre  Omnipotente, Dios  Eterno.    Que  con tu  Unigénito Hijo,  y con el Espíritu Santo,   eres  un  solo Dios, un  solo Señor,  no  en  la unidad de  una sola persona, sino en  la   Trinidad  de una  sola  substancia. ..."

Y este ejemplo musical, cantado en latín:


Obviamente Amós la aflamenca hasta donde puede, aunque sinceramente yo no le encuentro ningún parecido a lo que después canta con total maestría Rancapino. Hay que ver como musica los bajos este pedazo de cantaor, pleno de facultades en aquella fecha.

Esto del 'Vere dignum' es algo que también llamó la atención de otros flamencos, caso de Juanito Valderrama, donde en una película de Román Comas de 1968,  interpretaba al 'Padre Coplillas' y hete aquí su 'particular' Vere Dignum.


Desde luego, el latín no era el fuerte del maestro Valderrama, pero me suena bien este canto latino en su voz.

También hay que traer al estrado, a su hermano 'Beni de Cádiz', donde en una entrevista que le realiza Jesús Quintero en su programa 'El Loco de la Colina',  Beni, con todo 'el camelo del mundo' explica de esta particular forma, su 'visión' de este cante. Termina Benito con una sentenciadora frase.... 'clavá clavá' a lo que el Loco de la Colina le responde con un 'que bien cantas Beni'


(Continuará en próxima entrada....)

Link a la segunda parte: Malagueñas Litúrgicas Mellizo